10 DE FEBRERO · UN VERDADERO ENCUENTRO

10 DE FEBRERO · UN VERDADERO ENCUENTRO

Recuerdo claramente de mi esposo, que desde que lo conocí él siempre habló con mucha seguridad y autoridad, esto lo hacía diferente a las demás personas. Un día le pregunte: “César, ¿tú siempre has sido así?”. Y su respuesta fue: “¡No!”. Me compartió que él comenzó a leer la Biblia por causa de un ateo y luego de hacerlo por nueve meses, una noche decidió ponerle una cita a Dios.

Al día siguiente, sentado en la oscuridad de la sala de su casa, rodeado de un completo silencio, pero con un corazón dispuesto elevó una corta oración diciendo: “Señor Jesús, no te conozco pero si Tú eres ese Dios del cual nos habla la Biblia, el Todopoderoso, anhelo que me cambies por completo, pero que sea ahora”. Pasaron unos 15 minutos, él observaba que desde la calle una luz muy intensa traspasaba la puerta de vidrio y se dirigió hacia donde estaba mi él y luego se paró a junto él. En ese instante mi esposo sintió que estaba suspendido entre el cielo y la tierra y que Dios era tan grande que lo llenaba todo.

Aquel día César tuvo convicción de pecado, se arrepintió y experimentó que Jesucristo es el verdadero Dios y la vida eterna, y que todo lo que declara la Biblia acerca de Él, es verdad. Cuando él se levantó de sus rodillas ya era un hombre nuevo.

declaracion10defebrero

verso10defebrero

temasoracion2016

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <s> <strike> <strong>