«Pero ustedes son linaje escogido, real sacerdocio, nación santa, pueblo que pertenece a Dios, para que proclamen las obras maravillosas de aquel que los llamó de las tinieblas a su luz admirable». 1 Pedro 2:9

Al conocer a Dios, pasamos a ser partícipes de Sus promesas. Dice en las escrituras de Abraham que por la fe habitó como extranjero en la tierra prometida como en tierra ajena, morando en tiendas con Isaac y Jacob, coherederos de la misma promesa; porque esperaba la ciudad que tiene fundamentos, cuyo arquitecto y constructor es Dios.

Cuando una promesa de la palabra de Dios, llega a la vida de alguien ésta trae una gran convicción al corazón, ese es el instante en que se concibe el milagro, entendiendo que la Palabra de Dios es eterna, y su vigencia jamás caduca.

El apóstol Pablo dijo: “Para que en Cristo Jesús la bendición de Abraham alcanzase a los gentiles, a fin de que por la fe recibiésemos la promesa del Espíritu”. Y más adelante añade: “Y si vosotros sois de Cristo, ciertamente linaje de Abraham sois, y herederos según la promesa” (Gálatas 3:29).

Este es el tiempo para que reclame como suyas las promesas que el Señor le ha entregado, sé que se sorprenderá de la manera sobrenatural como Dios lo bendecirá. Recuerde que usted es hijo y hace parte de un Linaje Real.

declaraciondic10

verso10dic

temasoracion6sept

10 DICIEMBRE · HEREDEROS DE LA PROMESA

|

1 comentario