10 DE SEPTIEMBRE · EXTREMA DICHA

“Cuando no puedas gozarte nada más, regocíjate en Dios.

Cuando no puedas gozarte en otras cosas, santifícalas todas con el gozo del Señor.

Si no has aprendido antes a regocijarte en Él, empieza ahora. Cuando hace mucho tiempo que te sientes gozoso, no permitas que tu gozo cese ni por momento.

Cuando estás en compañía de otras personas, condúcelas en esta dirección. Cuando estás solo, sumérgete en el placer de regocijarte.

En los días de trabajo, regocíjate en el Señor porque da fuerzas para tu labor y te alimenta con el trabajo de tus manos.

En los días de fiesta, regocíjate en el Señor que te festeja con la grosura de Su casa.

En la prosperidad, regocíjate una vez más porque el Señor te da. En la necesidad, regocíjate porque el Señor es el que quita, y es la voluntad del Señor todas las cosas que nos pasan”.

declaracion10septiembre verso10septiembre