10 DE DICIEMBRE · SIENDO REPRODUCTORES DE VIDA

Cuando Jorge IV estaba en Irlanda hizo comunicar a Lord Rodent que iría a desayunar con él, cierta mañana con otros dos o tres nobles de su corte. El monarca llegó en el preciso momento cuando el Lord se hallaba en el devocional de la mañana. Advertido de la presencia de su real visitante, Lord Rodent se apresuró a salir a la puerta y recibió al rey con todo respeto, invitándole a entrar y sentarse en el salón con sus acompañantes.

Una vez hecho esto, volviéndose al rey dijo: -No dudo que vuestra majestad comprenderá cuan honrado me siento de recibirle en mi casa; pero en este momento me hallaba en audiencia con el Rey de reyes en el momento de la adoración; por tanto, ruego a vuestra majestad que me excuse por unos momentos. -Ciertamente, replicó el rey, pero si me lo permites yo iré contigo. Así entraron en la otra sala donde la familia se hallaba reunida, y el rey sentado en un sillón asistió devotamente hasta el fin del tiempo devocional.

Así como este noble hizo, no podemos permitir que nada nos aparte de nuestro tiempo con Dios. Cada día, debe apartar un momento especial para estar con el Rey de reyes y aprender de Su Palabra, pues Él lo ha llamado a ser un reproductor de vida.

declaracion10diciembre verso10diciembre