1 DE AGOSTO · PLENITUD DE GOZO

Durante la Segunda Guerra Mundial había una costumbre en los Estados Unidos: una familia que tuviera un hijo sirviendo en el ejército colocaba una estrella en la ventana frontal de su casa. Cuando esta estrella era dorada, significaba que el hijo había entregado su vida por su país.

Hace muchos años, un hombre caminaba con su hijo por las calles de Nueva York y al ver las ventanas llenas de estrellas, el niño preguntó a su papá sobre qué significaba esto, su padre le explicó cómo estas familias que habían entregado un hijo por su país colgaban estas estrellas como un homenaje a su sacrificio.

Finalmente, llegaron a un lote vacío y pudieron observar el cielo iluminado de aquella noche, podía verse una estrella muy brillante en el cielo. El niño, al ver este precioso espectáculo, contuvo el aliento y afirmó:

– Mira papá, Dios también debió haber dado a Su Hijo, hay una estrella colgada en su ventana.

– Es verdad hijo, hay una estrella en la ventana de Dios, ¿te das cuenta de lo que hizo Dios por nosotros? entregó a Su Hijo por toda la humanidad.

Cuando veas esta estrella en la ventana de Dios, recuerda por esto conocemos lo que es el amor: en que Jesucristo entregó su vida por nosotros y ahora nosotros debemos compartir Su amor con todos lo que están a nuestro lado.

declaracion1agosto verso1agosto