9 DE ENERO · LIBRES PARA LIBERAR

Yoshua Aksise es un joven que creció con muchas heridas emocionales. Cuando llegó a la adolescencia este joven decidió aceptar la idea de que Dios no existía, que todo lo que había escuchado del Señor en su niñez era una mentira. Este joven se determinó ser enemigo de Dios, leyendo toda clase de literatura anticristiana que llegara a sus manos. Pero un día sin saberlo, Yoshua entró a una reunión de jóvenes en la iglesia, cuando se enteró que estaba en una iglesia, quiso salir corriendo de inmediato.

Sin embargo, le impactó que tantos jóvenes pudieran estar apasionados por Dios. Fue así como decidió observar la reunión. Al regresar a casa llegó con una gran inquietud, recordó todo lo que hacían los jóvenes, y vino una idea a lo más profundo de su corazón: “Toma una Biblia y léela”.

Inició un estudio de una forma lógica. A medida que iba leyendo Dios comenzó a traer convicción a su vida, entró un gran temor a su corazón por todo lo que había dicho y hecho en su pasado en contra del Señor.

Cuando este joven fue a su encuentro de 3 días, quería comprender todas las conferencias de una manera lógica, hasta que uno de los predicadores compartió: “Dios es Espíritu y los que le adoran, le tienen que adorar en Espíritu y en verdad”. Al escuchar estas palabras, sintió que Dios le estaba hablando, diciéndole: “Atrévete a creer, no intentes entender, sólo cree”.

En ese instante el joven pudo sentir la presencia del Señor de una manera tan completa. A partir de ese momento su vida fue transformada y ahora su pasión es predicar el evangelio.

declaracion9enero

9eneroverso

temasoracion2016