8 DE ENERO · PROTEGIENDO LOS NIÑOS

Mi hija Sara tuvo la oportunidad de predicar a la edad de 12 años, en una de las Convenciones Internacionales en Bogotá – Colombia, frente a más de 14 mil personas.

Allí compartió: “He observado que a mi papi siempre le gusta bajarse de la plataforma y hacerle preguntas a los que se encuentren en las primeras filas. Si eso funciona con mi papá, también funcionará conmigo”. Desde ese instante logró conectarse con el público, pues todo lo que hacía lo disfrutaba.

Han pasado 11 años, y ella no solamente ha compartido el mensaje de Jesús en Bogotá sino que también ha tenido la oportunidad de hacerlo en diferentes lugares del mundo.

Claudia Rodríguez De Castellanos

declaracion8enero

verso8enero

temasoracion2016