Uno de los más grandes conferencistas motivacionales del siglo pasado fue el Dr. Norman Vincent Peale. En su testimonio compartió acerca de la timidez que lo caracterizaba cuando estaba estudiando; timidez que se transformó en un gran problema para él, pues ello no le permitía hablar en público, esto le trajo grandes dificultades.

En una ocasión mientras asistía a la Universidad, un profesor le pidió que hiciera una exposición acerca de un tema del cual él conocía y dominaba correctamente. Al pararse frente al público su mente se bloqueó, comenzó a tartamudear, hablaba incoherencias y luego quedó completamente paralizado. Bajó del estrado muy avergonzado y se sentó en un sillón con el rostro cargado de vergüenza, el profesor se acercó a él, lo observó y le dijo: “Norman, cuando termine la clase quiero hablar contigo”. Al finalizar el maestro le preguntó: “¿Qué es lo que te sucede? Yo sé que eres un excelente estudiante, sé que eres inteligente pero cada vez que te paras al frente de la clase te bloqueas, luego te desplomas en una silla con tu cara encendida de vergüenza”.

Norman contestó: “Creo que debo tener un espíritu de inferioridad”.

Animándolo el profesor agregó: “-Yo también pasé por lo mismo. -¿Usted está pasando por lo mismo que yo había vivido? Fue así como en cierta ocasión me pregunté: ¿Qué hago para poder liberarme de esto? Yo no quiero ser así, quiero cambiar. – Te entiendo, déjame compartirte la fórmula que a mí me sacó adelante: Confía en Dios, ora a Dios, cree en Dios y Él obrará”.

Después de escuchar lo que el profesor le dijo, saliendo de su clase se detuvo en los escalones del edificio y oró: “Señor Tú que puedes hacer que el borracho se vuelva sobrio, que el ladrón se vuelva una persona honrada ¿puedes tomar a este hombre confundido y hacerlo una persona normal? Por favor Señor, ayúdame. Amén”.

Esa sencilla oración marcó la gran diferencia en la vida de Norman Vincent Peale; desde ese momento todo en su vida comenzó a cambiar y llegó a convertirse, no solamente en un gran líder motivacional, sino que fue un gran autor de decenas de libros, ayudando y orientando a miles de personas alrededor del mundo; no obstante, todo comenzó porque él tomó una decisión permitiendo que Dios transformara para siempre su vida.

declaracion4julio

verso4julio

oremos16junio

4 JULIO · TRANSFORMADOS POR SU GLORIA

|