29 DE DICIEMBRE · EL GENUINO ENCUENTRO

No hace mucho tiempo, dos hermanos que vivían en granjas adyacentes cayeron en un conflicto. Este fue el primer problema serio que tenían en 40 años de cultivar juntos. Comenzó con un pequeño malentendido y fue creciendo hasta llegar a ser una diferencia mayor entre ellos y explotó en un intercambio de palabras amargas seguido de semanas de silencio. Una mañana alguien llamó a la puerta de Luis. Al abrir la puerta, encontró a un hombre con herramientas de carpintero. “Estoy buscando trabajo por unos días. “Sí – dijo el mayor de los hermanos-. Tengo un trabajo para usted. Mire al otro lado del arroyo aquella granja.

Ahí vive mi hermano menor. La semana pasada había una hermosa pradera entre nosotros y él tomó su excavadora y desvió el cauce del arroyo para que quedara entre nosotros. Él pudo haber hecho esto para enfurecerme, pero lo voy hacer una mejor. Quiero que me construya una cerca de dos metros de alto, no quiero verlo nunca más”. El hermano mayor le ayudó al carpintero a reunir todos los materiales y dejó la granja por el resto del día, mientras iba al pueblo. El carpintero trabajó duro midiendo y cortando, clavando. Cerca del ocaso, cuando el granjero regresó, el carpintero, justamente acababa de terminar su trabajo. El granjero quedó con los ojos completamente abiertos, su quijada cayó. ¡No había ninguna cerca de dos metros!

En su lugar había un puente ¡Un puente que unía las dos granjas a través del arroyo! En ese momento, su hermano menor, vino desde su granja y abrazando a su hermano le dijo: “Eres un gran hombre, construir este hermoso puente después de lo que he hecho y dicho!”. Es tiempo de construir nuevos puentes con aquellos que nos hemos distanciado.

declaracion29dic verso29dic