26 DE AGOSTO · TENGA UNA MENTE CONQUISTADORA

Cuando la iglesia tenía treinta miembros, me reuní con ellos y les hice una pregunta: “en un rebaño, ¿quiénes se reproducen, los pastores o las ovejas?”. Ellos respondieron que las ovejas, así que les dije: “yo no puedo ir a su lugar de su trabajo, ni a la universidad, no puedo estar en el barrio donde ustedes viven, pero es en esos lugares donde ustedes se van a reproducir en otros, se van a reproducir en otras ovejas”.

Eran treinta personas, pero tomaron con todo el corazón estas palabras, hicieron el compromiso de reproducirse y ahí fue cuando la iglesia empezó a crecer. Pasamos a 200 personas, luego a 500, luego a 1000 y seguimos creciendo, todo porque entendieron cuál era su compromiso con Dios. Quien diga a Dios que no quiere trabajar, en realidad le está diciendo: “yo quiero ser una célula en Tu cuerpo que no se va a reproducir”. Pero una célula que no se reproduce se atrofia y se puede convertir en cáncer. Todos tenemos que reproducirnos en la obra de Dios. Debemos avanzar en la obra de Dios, hacer crecer Su reino, no podemos detenernos por pensamientos de temor o por no creernos capaces. Él nos ayuda para que podamos superar cualquier obstáculo que esté en nuestro camino.

Pastora Claudia Castellanos

declaracion26agosto verso26agosto