16 DE FEBRERO · ¿QUIÉN SOY YO?

16 DE FEBRERO · ¿QUIÉN SOY YO?

La recaudación de impuestos era un trabajo lucrativo para los romanos, pero para un judío como Mateo eso conllevaba traicionar a su pueblo, por lo que era despreciado por sus compatriotas y excluido de los actos religiosos. Pero eso no le impidió a Jesús llamarlo a ser discípulo. Y Mateo no dudó, “se levantó y lo siguió”. Sheila Schuller Coleman señala: “Donde todos veían a un paria, Jesús vio una promesa, donde todos los demás veían a un traidor, Jesús vio a un seguidor leal.

Donde todos veían a un fracasado, Jesús vio a un campeón de la fe… No importa quiénes seamos, nuestra formación, nuestra genealogía, nuestros contactos o nuestra historia… Jesús tiene un plan y necesita que cada uno de nosotros cumpla el propósito divino dado por el Padre Celestial”. Es normal inquietarse cuando hay cambios e incertidumbre, pero Dios dice: “¡Tened ánimo!… no temáis” (Mateo 14:27).

declaracion16febrero

verso16febrero

temasoracion2016