16 DE ABRIL · RESPONDIENDO AL LLAMADO

Cuando mi hija Johanna supo que tenía que dar su conferencia en seguida del reverendo Benny Hinn, (en una de nuestras Convenciones anuales en Bogotá) se acercó y me dijo: “Mami, prefiero que tú des la conferencia que a mí me corresponde”. Ella tenía un buen argumento para evadir su responsabilidad: el auditorio lo conformaban líderes cristianos provenientes de muchas partes del mundo. No obstante, también yo tenía otro argumento para contrarrestarlo y era que sabíamos que Dios quería usar su boca como propia. Cuando ella pasó al púlpito, logró captar rápidamente toda la atención del público.

En toda su disertación, fluyó en el poder del Espíritu Santo. El mensaje que compartió acerca de la familia sacerdotal ministró el corazón de cada pastor y persona allí presente. Esta fue una de las enseñanzas que más impactó en aquella conferencia. Ese día pude ver las lágrimas que rodaban por las mejillas de muchos predicadores. Cuando terminó su prédica, pastores de diferentes lugares del mundo le pedían que por favor llevara ese mensaje a sus respectivas naciones. Johanna entendió que ella también podía convertirse en la boca de Dios.

Querido amigo, no se compare con otros, Dios le quiere usar tal como usted es. Solamente debe ponerse a su disposición, y Él lo hará.

Pastora Claudia de Castellanos

declaracion16abril verso16abril