14 DE OCTUBRE · EL PODER DE LA EVANGELIZACIÓN

Había un ciego sentado en el suelo de la calle con una gorra a sus pies y un cartel de madera que decía:

“POR FAVOR AYÚDEME SOY CIEGO”

Un publicista que pasaba por allí, se detuvo y observó que había recogido unas pocas monedas. Mientras conversaba con él y sin que el ciego lo notara, tomó el cartel, le dio la vuelta y escribió otra frase. Luego volvió a ponerlo en su lugar y se fue.

Por la tarde el creativo volvió al lugar donde el ciego pedía limosna, su gorra estaba llena de billetes y monedas. Al saludarlo, el ciego le reconoció su voz y le preguntó si había cambiado el texto del cartel y qué había escrito.

El publicista sonriendo, le contestó: -Nada que no sea tan cierto como tu anuncio, pero con otras palabras y siguió su camino.

El ciego nunca lo supo, pero su nuevo cartel decía:

“HOY ES PRIMAVERA Y NO PUEDO VERLA”

Apliquemos nuestra creatividad para descubrir nuevas estrategias y así encontrar respuestas diferentes. Pidámosle a Dios nuevas ideas para alcanzar a aquellos que aún no le conocen, sea creativo en su célula y todo lo que hace para Dios y verá un gran crecimiento.

“Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás los resultados que siempre has obtenido”.

declaracion14octubre verso14octubre