11 DE ABRIL · FUNDAMENTO PARA CRECER

Esto sucedió en Inglaterra. Un niño de ocho años estaba muy enfermo y los médicos del hospital dijeron a sus padres que no había ya nada más que pudieran hacer por la salud de su hijo. “Para mañana, ya estará muerto” fue la dura sentencia. Pero aquellos padres eran cristianos. Fueron a la iglesia y participaron de una reunión de oración. Allí había una mujer que clamó a Dios por este niño, y dijo: “Dios, sana la vida de esta criatura, los médicos no pueden hacer más pero Tú puedes salvarle, levántalo, vuélvelo un predicador”.

Y en ese momento, el niño fue sano en el hospital. Al siguiente día los padres llegaron y, al ver que la cama estaba vacía, pensaron que había muerto. Pero aquel niño entró deslizándose por el piso, mientras decía: “¡Hola papi! ¡Hola mami!” Sé con toda certeza que esta historia es real, porque yo fui ese niño de ocho años. Dios responde la oración cuando uno se acerca a Él creyendo con todo el corazón.

Pastor Wes Richard

declaracion11abril verso11abril